El Levante sufre con nueve para clasificarse en los penalties

El Sevilla resuelve con solvencia en Escobedo, De Tomás se estrena con gol para el Espanyol y el Depor cae por penaltis ante Unionistas

Teto trata de despejar la pelota ante Orellana.

El Cacereño-Eibar acabó entre lágrimas, con un gol que nadie celebró, y el capitán del equipo extremeño desolado. Alberto Delgado tuvo la oportunidad, en el minuto 92, de completar la sorpresa frente a un Primera División. Le hubiera supuesto el premio gordo de jugar frente a un equipo de Champions en la siguiente ronda. Lanzó una falta al borde del área en la última ocasión de su equipo. El disparo se estrelló en la barrera. Bajó rápido a defender el contragolpe armero que condujo Orellana, que centró desde la izquierda. Entonces, Delgado, en su intento de despeje, coló el balón por la escuadra de su portería y le dio el triunfo al Eibar. Ni siquiera se sacó de centro. Los jugadores eibarreses no se abrazaron; trataron de consolar al rival, que había hecho méritos y se adelantó con un remate de Marcos Tores en el minuto 64. Mendilibar reaccionó poniendo en el campo a Pedro León y a Sergi Enrich. El primero arregló el problema mayor con un zapatazo desde fuera del área, inalcanzable para Bernabé; el segundo pudo resolver en una contra, pero cuando se marchaba solo, fue agarrado por Carlos Daniel, que solo vio la tarjeta amarilla. Y en el descuento llegaron las lágrimas por un destino cruel. El Eibar pasa, pero con el susto en el cuerpo.

El Barça femenino, espejo del masculino

El equipo de Lluís Cortés ha recuperado la condición de favorito en la Liga y aspirante a la Champions a través del juego

FC Barcelona femenino

Quique Setién, el entrenador del Barça, tiene un referente muy cercano si quiere conquistar el Camp Nou a partir de “jugar bien”. El equipo femenino es hoy el máximo favorito a reconquistar la Liga después de exhibir un buen fútbol. Es el líder con siete puntos de ventaja respecto al Atlético, no ha perdido un solo partido —14 victorias y 1 empate—, solo ha encajado cinco goles y marcado 62. “El equipo funciona como una máquina. Juega con una o dos velocidades por encima de los rivales y le veo claro favorito para dominar La Liga”, reflexiona Natalia Arroyo, seleccionadora de la Federación Catalana.

La llegada de Lluís Cortés al banquillo en enero del año pasado ha sido decisiva para que el Barça afianzara un estilo basado en el control del balón y en llevar la iniciativa. “El equipo tiene un fútbol muy asociativo, dinámico y con mucha movilidad”, explica Cortés, que formaba parte del cuerpo técnico desde 2017 y asumió el mando en un momento delicado. “Tuvimos que incidir en la parte anímica, emocional, de las jugadoras para que se creyeran que eran buenas y para que creyeran también en lo que estábamos haciendo”, subraya el entrenador. “Nuestro objetivo es buscar la mejor versión de cada jugadora y esto solo se puede hacer si ellas lo creen”.

Las jugadoras se han soltado en la cancha con el plan dispuesto por Cortés. “Es necesario encontrar el equilibrio entre el orden que propone el entrenador y saber dejar a las jugadoras la libertad necesaria para que se expresen”, argumenta. “El trabajo en equipo es fundamental para mejorar la calidad y las cualidades de las jugadoras”. Jordi Ferrón, entrenador del Espanyol, afirma que una gran diferencia del Barcelona actual respecto al de la temporada anterior es la cohesión entre los técnicos y las futbolistas: “La temporada pasada ganaban porque eran mejores individualmente pero este año lo son y además desarrollan un gran trabajo colectivo. Ahora no solo ganan porque seguramente son el equipo con las mejores jugadoras, sino porque han conseguido jugar como un equipo, y eso es un muy buen trabajo del entrenador”.

¿Por qué el Madrid siempre gana?

El club se limita a pedir a los jugadores que estén a la altura de la historia. La afición también, y sin ninguna amabilidad. El que soporta esa presión es apto

Real Madrid

Un club que empuja. El madridismo ama el espectáculo, pero no lo asocia a un modo futbolístico de ser, sino al talento de sus jugadores. Son ellos quienes impusieron su sello. El Madrid de Di Stéfano es el mito fundacional del carácter ganador del club, pero luego llegó el Madrid ye-ye, el de La Quinta, el Galáctico… Nunca es un entrenador el que se instala en la memoria. Creo que eso es sano, porque nos habla del poder real: el fútbol pertenece a los jugadores. Ahora llegamos a este Madrid también ganador, aún sin nombre porque, desde Cristiano hasta Ramos, pasando por el poder de los centrocampistas,…