El Barça femenino, espejo del masculino

El equipo de Lluís Cortés ha recuperado la condición de favorito en la Liga y aspirante a la Champions a través del juego

FC Barcelona femenino

Quique Setién, el entrenador del Barça, tiene un referente muy cercano si quiere conquistar el Camp Nou a partir de “jugar bien”. El equipo femenino es hoy el máximo favorito a reconquistar la Liga después de exhibir un buen fútbol. Es el líder con siete puntos de ventaja respecto al Atlético, no ha perdido un solo partido —14 victorias y 1 empate—, solo ha encajado cinco goles y marcado 62. “El equipo funciona como una máquina. Juega con una o dos velocidades por encima de los rivales y le veo claro favorito para dominar La Liga”, reflexiona Natalia Arroyo, seleccionadora de la Federación Catalana.

La llegada de Lluís Cortés al banquillo en enero del año pasado ha sido decisiva para que el Barça afianzara un estilo basado en el control del balón y en llevar la iniciativa. “El equipo tiene un fútbol muy asociativo, dinámico y con mucha movilidad”, explica Cortés, que formaba parte del cuerpo técnico desde 2017 y asumió el mando en un momento delicado. “Tuvimos que incidir en la parte anímica, emocional, de las jugadoras para que se creyeran que eran buenas y para que creyeran también en lo que estábamos haciendo”, subraya el entrenador. “Nuestro objetivo es buscar la mejor versión de cada jugadora y esto solo se puede hacer si ellas lo creen”.

Las jugadoras se han soltado en la cancha con el plan dispuesto por Cortés. “Es necesario encontrar el equilibrio entre el orden que propone el entrenador y saber dejar a las jugadoras la libertad necesaria para que se expresen”, argumenta. “El trabajo en equipo es fundamental para mejorar la calidad y las cualidades de las jugadoras”. Jordi Ferrón, entrenador del Espanyol, afirma que una gran diferencia del Barcelona actual respecto al de la temporada anterior es la cohesión entre los técnicos y las futbolistas: “La temporada pasada ganaban porque eran mejores individualmente pero este año lo son y además desarrollan un gran trabajo colectivo. Ahora no solo ganan porque seguramente son el equipo con las mejores jugadoras, sino porque han conseguido jugar como un equipo, y eso es un muy buen trabajo del entrenador”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *