El Madrid con más toque

Con cinco centrocampistas, el conjunto de Zidane firmó ante el Valencia su duelo con más combinaciones desde septiembre de 2018 e Isco su partido con más pases desde que llegó al Real

Isco  conduce el balón ante Gayá y Kondogbia.

A algunos jugadores del Real Madrid les sorprendió la alineación que dispuso Zinedine Zidane para enfrentarse al Valencia en las semifinales de la Supercopa de España (1-3). Esperaban a Rodrygo, en lugar de Modric, acompañando a Jovic. El volante croata completó junto a Isco, Fede Valverde, Kroos y Casemiro una línea de cinco centrocampistas que ofreció una versión muy dominante desde el balón y la presión en campo contrario. Los 789 pases que dio el Madrid supusieron su registro más alto de esta temporada. También el acierto en las entregas, un 92%, es el más elevado del curso. Hay que remontarse a septiembre de 2018, con Julen Lopetegui en el banquillo, para encontrar una cifra superior de pases, 870 contra el Leganés.

La actuación del Madrid ejemplificó su capacidad para jugar cualquier tipo de partidos. Si para el Barcelona cualquier matiz en el estilo supone una traición a la obra de Johan Cruyff, o para el Atlético querer dar un paso adelante implica salirse de los rasgos de identidad que marca Simeone, el Madrid no tiene problema alguno en cambiar de pelaje. Históricamente nunca le dio importancia a consolidar un sello futbolístico y Zidane sigue ese trazo. Lo mismo plantea un partido cerrado y de repliegue como hizo en el Sánchez Pizjuán (0-1), que se despliega en campo contrario como se vio en el Camp Nou (0-0) con Isco jugando por detrás de Benzema. Lo que se vislumbró en el estadio Rey Abdullah fue un equipo muy superior frente a un rival al que ya sometió en el primer tiempo del partido de Liga disputado en Mestalla (1-1) con una alineación en la que sí jugo el brasileño Rodrygo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *