Piqué se marchó lesionado en el tobillo y peligra su presencia en el Clásico

Piqué, durante el partido ante el Nápoles.

El empate del Barcelona en San Paolo le costó más caro de lo que se hubiesen imaginado a los de Setién. A las sanciones de Busquets (que cumplirá ciclo al ver amarilla) y Arturo Vidal (vio dos amarillas en la misma acción de manera ridícula), se sumó la lesión de Gerard Piqué en una acción fortuita en el descuento.

En una disputa de balón por alto contra Zielinski, el central no consigue caer bien y pisa mal con el pie izquierdo, torciéndosele el tobillo. Inmediatamente después el central se tiró al suelo, pidió la entrada de las asistencias y fue sustituido por Lenglet, encendiendo todas las alarmas.

A falta de pruebas médicas y de un comunicado por parte del club informando del alcance de la lesión, es un duro varapalo para el FC Barcelona. De manera más inmediata, todo apunta a que Piqué se perderá el Clásico contra el Real Madrid, que dictará el futuro de LaLiga.

A medio plazo, el próximo 7 de marzo el Barça recibe a la Real Sociedad, el 14 visita al Mallorca, y la vuelta contra el Nápoles el 18. Sin embargo, a priori las imágenes parecen indicar que el central “solo” se habría esguinzado y debería estar disponible en unos 10 días, para el próximo partido en el Camp Nou.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *